Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Blanco Teta: «Llevamos dentro el amor por el ritual y la yunta de deformes»

Foto: Celeste Roja Mugica (@celeste.purpura)

Los shows de Blanco Teta no se parecen en nada de lo que pasa hoy en la escena musical nacional. Si bien su música tiene una base de punk noise, a veces se pone rockera, un poco hitera, para volverse a transformar. 

La banda está compuesta por Viole García (violonchelo), Carola Zelaschi (batería) y Carlos Quebrada(bajo). La cosa es clara, desde su formación proponen algo distinto de lo que escuchamos 24/7. Pero esta diferencia no se da sólo en lo sonoro, sino también en la manera en la que se plantan en el escenario, en la importancia que le dan a la teatralidad, a lo visual y a los músicos que los acompañan.  

Tienen dos EP ‘s, Blanco Teta (2017) e Incendiada (2020), y en los dos proponen sacarte, como dice Lucas Martí, del tiki tiki constante invitando a calles más oscuras y góticas.  

Hace unos días sacaron un streaming por TVL Rec, un sello discográfico web que está en constante búsqueda de nuevas expresiones pero sobre todo de experimentación. Lo pueden encontrar en YouTube con una cerveza en mano y el lugar necesario en el living/ habitación/cocina para armar pogo. 

Blanco Teta toca este jueves en Camping con todos los protocolos. Para evitar que se pierdan su última fecha no sabemos por cuánto tiempo, nos acercamos a ellxs para conocerlas más. 

***

Blanco Teta es una banda de punk noise, un género que no está nada de moda en la actualidad. ¿Sienten que son distintos en toda su propuesta? 

Sí. Definitivamente, en principio lo que parece haber pasado de moda es tener una banda y tocar instrumentos. Creemos que la particularidad del grupo es el resultado de la combinación de tres individualidades con improntas muy particulares e intensas, cada unx ha podido explorar su voz en una gran variedad de géneros musicales con un énfasis en el ruido y la música experimental. El hecho de que la banda no tenga un líder hace que los procesos creativos sean un experimento lúdico, intenso y genuino

La teatralidad en sus shows es un factor importante y presente. ¿De qué otras disciplinas toman cosas para explotar arriba del escenario?

Nos cabe entrar en un transe de transpiración y desborde cuando tocamos en vivo. Creo que nos surge de manera bastante innata, pero ya desde el comienzo Violeta toca el violoncello parada, arrodillada, de diversas maneras que implican correrse de las posiciones tradicionales de un cellista. Nos encanta la performance, la danza y todas las disciplinas que involucran el lenguaje corporal como material creativo.

Pueden tocar en el teatro San Martín, en Ladran Sancho o, ahora, por ejemplo, en Camping. ¿Creen que la música que hacen se adapta bien a todos los lugares? 

No estamos muy seguros, pero creemos que esa adaptabilidad depende del público que se presente en esos espacios. La gente que disfruta de Blanco Teta es muy particular y si hay algo que nos pasó en estos años es que la recepción de eso fue muy impredecible. Desde académicxs, darks o hasta famosos tipo Dolores Fonzi. Cualquiera. 

Si les dan 3 lugares del mundo para tocar, ¿cuáles serían? 

Berlín, Lugano y el Tíbet.

Josefina Barreix fue la cantante en los inicios de Blanco Teta. ¿Cómo fue volver a organizarse como banda sin la voz principal? 

Tuvimos un tiempo para re-acomodarnos pero logramos incorporar su ausencia al proceso creativo. Cuando Jose se fue a España nos costó mucho pensar en reemplazarla a ella ya que fue y es una parte muy esencial en Blanco Teta. Ahí es cuando fantaseamos y apareció el formato poliamoroso Blanco Teta AllStars. Donde invitamos a cantantes y performers con MUCHA personalidad y actitud a cantar los temas. Se pone re interesante porque se resignifica la obra. Invitamos a La Piba Berreta, Marttein, Yoto, Wo Portillo. Inauguramos AllStars este año y, también por cuestiones pandémicas, estamos presentando el formato de power trío (Violeta como cantante principal, Carola y Carlos en coros). Si bien fue y es un desafío, el power trío nos hace más potentes y tenemos toda la energía invertida en estar conectadxs. Ni hablar que también es más práctico para giras y ensayos. 

Cada uno tiene diferentes proyectos además de BT. ¿Cómo hacen para seguir fluyendo como banda incluso cuando les toca estar en países distintos?

Al principio costó porque tanta itinerancia no nos permitía crecer como banda de manera periódica, pero bueno es así. Es la esencia de la banda. Cuando estamos presentes le damos con toda. Hacemos cosas imposibles en muy pocos días y con mucha intensidad e improvisación. Desde que lo asumimos como tal, somos seres mucho más felices y poliamorosxs. 

¿Cómo ven la escena argentina actual? ¿Con qué bandas les gustaría compartir una fecha cuando todo esto vuelva a la normalidad? 

Qué difícil esta pregunta. Hay cosas de la escena actual que nos parten el bocho, pero es complejo encontrar bandas que tengan propuestas más jugadas, que se corran de los géneros musicales y estéticos que ya conocemos, que se la jueguen un toque más a  experimentar. Nos encanta fantasear con un BlancoTetaFest y tendría en el primer día este line up: Lucy Patane, Juana Molina, Deerhoof, Madonna, Blanco Teta, Patricio Rey y los Redonditos de Ricota, Arca, Pablito Lescano, Britney Spears, Lydia Lunch y Daughters.

Tienen un feat con Sara Hebe, invitan a sus shows a La Piba Berreta, mezclan su música con otras disciplinas. ¿Apuestan a la música como una construcción colectiva? ¿O es un tipo de comunión más innata que se va dando?

Creemos que la única forma de habitar esta tierra es creando y haciendo música a través de una construcción colectiva. La comunión se va dando porque Blanco Teta une géneros, crews y artistas. La experiencia Blanco Teta es única porque seguramente compartamos fecha y creaciones con artistas que la gente no está acostumbrada a ver o al menos no les muestran. Llevamos dentro el amor por el ritual y la yunta de deformes.

Shape